Piazzolla Tango

5.0
Valoración:

Categorías:

Elenco: elenco

Dirección: direccion

Lugar: lugar

Funciones: funciones

Ficha Técnica: fichatecnica

Comentarios: 0

fotos

Sinposis

> Teatro-restó En la línea del Moulin Rouge de París, el Teatro Astor Piazzolla, cuidadosamente restaurado y ampliado generosamente en su proscenio, es también restaurante para permitir a los comensales seguir el show nocturno degustando manjares deliciosos de la cocina internacional, así como vinos seleccionados entre los mejores. Los palcos de la belle époque son ahora recintos sofisticados donde es posible comer y acceder en privacidad al espectáculo: propuestas artísticas de altísimo nivel que convocan a los más prestigiosos y consagrados artistas de la canción y el baile ciudadanos. Museo del Tango El Museo del Tango, único en su género y gran atracción del PIAZZOLLA TANGO Centro de Arte y Espectáculos, atesora recuerdos del nacimiento y trayectoria de esta música que ha dado su magia al mundo. Están presentes testimonios de la vida y el arte de Astor Piazzolla: imágenes, partituras, objetos y vestimenta que pertenecieron a él y a otros grandes ídolos de la música popular porteña, instrumentos gloriosos y documentos sorprendentes. El material de la muestra se renueva periódicamente con el aporte de instituciones y coleccionistas. Astor Gallery El tango no habría sido posible sin la mixtura de ritmos y sentimientos de diversos orígenes. Pero esa fórmula necesitó un ingrediente imprescindible: la "porteñidad". Ese espíritu de Buenos Aires que captaron tantos artistas plásticos de nuestro país y que se exhibe, con sus obras, en Astor Gallery, de PIAZZOLLA TANGO Centro de Arte y Espectáculos. Allí están las más importantes firmas de la pintura y la escultura argentinas, rindiendo homenaje a Buenos Aires y a la música de todos. Escuela de Danza La Escuela de Danza de PIAZZOLLA TANGO Centro de Arte y Espectáculos está conducida por los mejores bailarines de nuestra música. Funciona en el imponente escenario del Teatro, desde la mañana hasta el anochecer, cuando el ámbito debe ser acondicionado para la cena con espectáculo. En ella se puede obtener el diploma de bailarín profesional de tango, perfeccionar las propias figuras de la milonga, o hacer un curso rápido. Cada nivel entrega un certificado, tanto más valioso cuanto que es refrendado por maestros célebres en la capital del dos por cuatro. Las clases son públicas y los asistentes pueden tomar un refrigerio mientras se deciden a seguir los pasos de los profesionales. También se puede bailar en la confitería después del espectáculo, o tanguear en la Milonga Monumental de cada semana. Confitería Broncería francesa, revestimientos de mármol de Carrara, tulipas de cristal, vitrales, columnas palaciegas. Todo el lujo del temprano siglo veinte nos encandila en la Confitería, que funciona desde la mañana hasta el cierre del PIAZZOLLA TANGO Centro de Arte y Espectáculos. Allí se puede disfrutar un almuerzo, un café o te y asistir al espectáculo diario de las 19hs. En ese ambiente también es posible bailar, como en las academias que hace un siglo convocaban a los "milongueros". Otras Propuestas Astor Gallery ofrece exactas reproducciones de Arte. Otro sector comercializa piezas de artesanía, platería, talabartería, tejidos regionales, souvenirs y prendas para bailar tango. Un servicio fotográfico plasma el recuerdo de la experiencia y da la opción de hacerlo en un estudio donde los visitantes se verán formando parte de la historia del tango. La librería y disquería ofrece información sobre Buenos Aires, así como documentos y testimonios sonoros de épocas y figuras de nuestra música. TANGO EN LA GALERIA G�?EMES Por Eduardo Guibourg Hacia 1915, un año antes de que se estrenara La Cumparsita, Buenos Aires vio plasmarse este lugar maravilloso, el subsuelo art nouveau de la Galería Güemes; tres mil metros cuadrados destinados (ahora) al ritmo de dos por cuatro. El edificio marcó la transformación de Buenos Aires en gran ciudad. Durante mucho tiempo fue el punto más alto del país hecho por el hombre. El faro encendido en su cúpula a 87 metros de altura, servía de referencia a las embarcaciones del Río de la Plata. Los curiosos esperaban su turno y pagaban veinte centavos para subir hasta el mirador con telescopio y contemplar desde allí la capital en expansión. Su arquitecto, el italiano (de Turín) Francisco Gianotti, había convocado a los más afamados constructores y artesanos, y recurrido a los materiales más suntuosos de la época para construir este palacio que aun nos asombra y alberga nada menos que al Centro de Arte y Espectáculos Piazzolla Tango. Entre las vicisitudes de su construcción se cuenta el naufragio de un barco en el que llegaban a Buenos Aires, desde Europa, mármoles destinados al palacio, lo que postergó su terminación e inauguración. Los promotores de la obra fueron los salteños Emilio San Miguel y David Ovejero, dueños de gran fortuna y propietarios a la sazón de la casona de 1830 que se levantaba en el solar. Al principio se pensó en levantar el palacio tan sólo sobre la calle Florida, pero luego se sumó al proyecto el banco Supervielle, propietario del terreno que daba sobre San Martín. Se optó entonces por un edificio-pasaje que conectara ambas calles. La construcción, encomendada a la Compañía General de Obras Públicas, comenzó en 1913. Alrededor de 600 obreros trabajaron durante 33 meses y en la estructura de la obra se utilizó exclusivamente cemento armado. Para mantener las condiciones de circulación anteriores se construyó un pasaje de 116 metros de longitud. El nombre del edificio fue elegido para rendir homenaje al máximo héroe de la provincia de Salta, general Martín Miguel de Güemes. La inauguración fue organizada por el Círculo de la Prensa y a ella asistieron el Presidente de la Nación, Victorino de la Plaza y descendientes del prócer salteño. El teatro del subsuelo fue inaugurado con un discurso que pronunció el escritor Ricardo Rojas y esa noche actuaron cómicos, bailarines españoles y acróbatas. La confitería que lo enfrenta se transformó hacia los años veinte en el club privado Abdulah, lugar ciertamente pecaminoso que frecuentaban, entre otros ?privilegiados?, algunos famosos compositores de tangos. Se dice que cierta noche cantó allí nada menos que Carlos Gardel sin lograr la atención de la concurrencia, ocupada en libaciones y otros juegos tan antiguos como la Humanidad. Más adelante en el tiempo, hacia los años cincuenta y más acá, las salas del subsuelo se dedicaron a espectáculos de burlesque y a proyecciones de cine presuntamente eróticas. Luego cayeron en la inactividad y ya se sabe que ésta es hermana de la decadencia. En 2003, por fin, un grupo de inversionistas argentinos agrupados en Tango Entertainment S.A. decidió rescatar esa joya porteña de la arquitectura y la decoración art nouveau. Su intención es dedicarla a la música que nació y creció en la misma época en que nacía la Galería Güemes en el corazón histórico y cultural de la ciudad. Es curioso que uno de los lugares más sofisticados de Buenos Aires haya esperado casi noventa años para vencer al olvido y encontrar su verdadero destino.

Most of the people who wear best replica watches uk wear them for their design. Design and style of replica watches uk can certainly help people today search their finest while they are making a good sense, and they need to take a best swiss replica watches that anybody would discover from your distance aside, such as the swiss luxury replica watches . A genuine timeless basic that totally satisfies any occasion. A replica bell & ross watches uk is the one other timeless common, its price simply being honest understandably.

PIAZZOLLA TANGO Centro de Arte y Espectáculos Inauguración 21 DE OCTUBRE DE 2003 Dirección FLORIDA 165 ? BS. AS. (GALERIA G�?EMES) Teléfono 0810-333-TANGO Página Web www.piazzollatango.com E- mail info@piazzollatango.com

Comentarios (0)